EL MUNDO DE NINA

Recuerdo un montón de telas apiladas en el taller de mi abuela y, a veces, me dejaba jugar con ellas. El tiempo voló mientras yo jugueteaba entre estos tesoros como sedas, encajes, tweeds… cada uno más mágico que el anterior, y no era consciente de que ya estaba creando el mundo de Nina Blanc.

Un mundo entre ciudades y paisaje, entre avenidas llenas de luces y callejuelas con encanto de las ciudades; a los atardeceres, olor a pasto mojado cuando llueve y picos pastantes en los paisajes.

El mundo de Nina está lleno de tesoros, algunos de ellos como recuerdos que te transportan a momentos únicos de nuestras vidas; otros como pequeños objetos que guardamos como joyas, y al tocarlos nos dejamos volar por nuestra imaginación.

Nos gusta encontrar belleza en cada pequeña cosa, como dar un paseo por la ciudad un domingo por la mañana, comprar una barra de pan de masa madre y unas hortensias para decorar nuestra casa, desayunar tranquilo y relajado como si el mundo se hubiera detenido y nada Será más importante que nuestro momento familiar alrededor de la mesa, cuando empieza el día y aún estás a tiempo de decidir cómo quieres que sea.


Recoger moras y flores silvestres en el campo cuando se pone el sol y la luz es mágica; sentarnos en la orilla del río a mojarnos los pies mientras buscamos piedras para recoger; visitar mercados franceses en busca de ropa de cama y vajilla vieja, que pertenecía a la vida de otra persona, para preparar tartas caseras en una tarde de otoño. Nos encanta perdernos entre los pasillos y estanterías de una librería antigua y sentir el tacto de los libros que tantas historias nos cuentan; nos gusta pintar, pintar con lienzos, sábanas, telas y dejar volar nuestra creatividad.

Y sobre todo buscamos calidad en la vida, en lo que compramos y en lo que hacemos.

Todos nuestros artículos están diseñados, producidos y hechos a mano en España, somos partidarios del concepto slow fashion, nuestras piezas están diseñadas con la intención de crear productos exclusivos que perduren en el tiempo, joyas que nos hagan sentir especiales al lucirlas y que honran las manos de los artesanos que los han creado como antaño.

Bienvenido al mundo de Nina,
Espero poder enviaros un pedacito de nuestra pasión por las cosas bonitas y bien hechas.